1
  • Mantenga a los niños separados

  • Lave las tablas de cortar, los platos, las encimeras y los utensilios con agua caliente y jabón.

  • Lave las toallas y las manos de los niños con regularidad