1
  • Los niños pueden rechazar un alimento en base a cierto color o textura.

  • Los niños pueden comer diferentes tipos de alimentos.

  • Los niños siempre pueden estar dispuestos a probar nuevos alimentos.