1
  • Mójese las manos con agua limpia con hielo, frótelas. Enjuague con agua. Secar con un paño.

  • Mójese las manos con agua tibia limpia, haga espuma y frote con jabón. Frote por al menos 20 segundos. Enjuague con agua limpia. Secar con una toalla o secar al aire.